EL CLIENTE Y LA ADAPTACIÓN A LOS CAMBIOS TECNOLÓGICOS






Trabajar y formar parte de la industria de las telecomunicaciones hoy, es un privilegio y un gran reto. Un privilegio, en la medida en que nuestras empresas son actores clave en el desarrollo de este mundo hiperconectado en el que vivimos. Desde nuestras trincheras estamos forjando sociedades digitales, transformando estilos de vida, formas de relacionarnos, de divertirnos, de viajar, manejar dinero y maneras de hacer negocios.

Un reto, ya que nos encontramos frente a consumidores, empresas, sectores y gobiernos que no solo se han sabido adaptar a esta nueva realidad digital, pero que cada día se vuelven más dependientes y exigentes, demandando mayor velocidad, rapidez, conectividad y respuesta de sus plataformas y equipos. Nos desenvolvemos en un entorno digital que permite acceder de igual manera a las tecnologías e información en el mundo entero.

Esta realidad y este nuevo usuario digital nos sorprende con sus demandas y nos obliga a buscar formas innovadoras de aprovechar el potencial de la tecnología para lograr lo inimaginable.

Una de las grandes contribuciones de la digitalización es la movilidad y la capacidad de estar conectados de forma permanente a través de nuestros móviles.

Basta remitirnos a los números. Socializamos a través de plataformas como Facebook, que registra alrededor de 1.5 mil millones de usuarios móviles activos en el mundo, mientras en Twitter, más del 85% de los usuarios son móviles y el 90% de los videos también se ven desde dispositivos móviles.

No sorprende, que siendo el móvil un elemento que se ha vuelto indispensable, hoy las personas busquen continuamente formas de llevar prácticamente toda su vida en ellos.
En este sentido las empresas de telecomunicaciones hemos tenido que ver la manera de anticiparnos e ir de la mano de las necesidades que nos marca el usuario.

Un evidente ejemplo, el entretenimiento on demand que nos ha llevado a innovar, diseñar soluciones digitales y establecer alianzas con las corporaciones líderes de entretenimiento, para brindar a los usuarios aplicaciones y opciones para disfrutar de sus series y películas favoritas en cualquier momento y en cualquier lugar. Lo que empezaría como un producto de nicho, en pocos años se ha convertido en un servicio mainstream. Hoy los usuarios pueden acceder desde sus móviles, tabletas y computadoras a toda la variedad de entretenimiento que ofrecen Amazon, FOX Play, HBO go, Netflix, entre otros.

Las posibilidades se vuelcan a necesidades más serias como la monetización móvil que incluye desde la inclusión financiera a los sectores menos favorecidos de los países emergentes como sería el caso de la billetera electrónica de Tigo Money; hasta las transacciones comerciales usando tarjeta de crédito en el móvil y las transferencias de efectivo de persona a persona mediante aplicaciones como VENMO, o la nueva APP ZELLE que es la respuesta de la banca a esta necesidad del usuario en Estados Unidos. ZELLE está apoyada por bancos como: CHASE, Citibank, Bank of America, Wells Fargo, entre otros.

El big data: el usuario hoy tiene la posibilidad de accesar desde el teléfono a los mapas del mundo, a cualquier tipo de información. Las empresas de telecomunicaciones tuvieron que idear la forma -el Cloud-, para lograr que el consumidor pudiera acceder a toda esta información que antes hubiese requerido de un espacio imposible de llevar en un móvil.

En esta nueva realidad tanto los usuarios como las empresas de telecomunicaciones estamos en una continua ola de transformación y adaptación, reinventando y dejando que la hiperconectividad y la tecnología digital nos lleven a volver lo inimaginable posible.